Relaciones

5 técnicas del arte de manipular a las personas

Por

en

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Dominar a los demás a través de la manipulación es todo un arte. Presidentes, patronos, entrenadores, maestros utilizan técnicas, trucos y estrategias que permiten controlar el comportamiento de las personas con un fin útil.

Conocer estas herramientas puede resultar sumamente provechoso en cualquier ámbito de nuestra vida, sea familiar, laboral o educativo. Manipular a los demás te puede ayudar no sólo a conseguir lo que deseas, sino, incluso, a defenderte de agresores en condición de ventaja. Por eso te ofrecemos algunos trucos que te van a ayudar con este arte milenario:

1. La técnica de la decepción

La más básica y legendaria. Cuando quieras que alguien haga algo muéstrate decepcionado si deja ver su intención de no hacerlo. También puedes utilizar una versión más depurada que consiste en pedirle algo exagerado, algo que sabes que no podrá cumplir; al negarse respondes algo como esto: bueno, por lo menos, quiero esto. No tendrá manera de decirte que no.

2. La técnica del origen

Siembras en la otra persona una idea hasta que esta se convenza y crea que es suya. Los comerciales de televisión se valen de este ubicando sus piezas publicitarias a las mismas horas. La repetición constante de una marca crea la sensación de que la quieres consumir por decisión propia. Es una estrategia lenta, pero sumamente efectiva.

3. La técnica de la verdad que deseas

Cada vez que discutas, hazlo sobre la base de que lo que tú dices es la verdad absoluta. Argumenta una y otra vez tu idea sosteniendo su carácter verdadero. En algún momento, las personas sentirán que así es y no discutirán más. Mientras más posibilidades tengas de transmitir tu verdad, más capacidad de manipulación lograrás.

4. La técnica del silencio

Esta se basa en la idea de que respondas un ataque ignorando al agresor. Esto le resta poder e importancia. Por lo general, la persona se rinde ante esta técnica.

5. Técnica de hacer esperar

La idea es crear expectativa de tu llegada y dotarla de importancia. Puedes demorar una reunión 10 o 15 minutos. Sin embargo, debes prestar atención a no exagerar en la espera, porque puedes ir pendiendo credibilidad y convertirte en un “impuntual”.

Fuente: youtube.com

Recomendado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *