Finanzas

4 Momentos que no debes prestar dinero

Por

en

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Foto cortesía de: www.pixabay.com

A muchas personas les resulta un poco complicado sacar valor para decir ‘no puedo prestarte dinero’. Sobre todo, cuando existen vínculos muy fuertes de amor o amistad, que actúan como una suerte de excusa suficiente para proceder a ayudar al otro y convertirnos en un samaritano ejemplar y caritativo.

Sin embargo, las personas que tienden a sentirse conmovidos ante los problemas económicos de algún familiar o amigo, no siempre son las mejores cobradoras. Precisamente esa personalidad humilde y generosa es la que les puede hacer una mala jugada cuando sean ellos mismos quienes necesiten su dinero de vuelta para cumplir con sus gastos imprevistos y emergencias financieras.

En tal sentido, te decimos algunas cosas que debes tener en cuenta para que no prestes tu dinero si estás en medio de:

1. Problemas económicos

Quizás tienes un ahorro capaz de ayudarte a aligerar la carga de tus deudas, no obstante, sabes de los problemas de tu amigo y te gustaría poderlo ayudar. Este es un grandísimo error, ya que no tienes total garantía de que esa persona con la cual quieres ser encantadora pueda responderte a la brevedad ni completamente.

Por eso, lo ideal es que si sacamos cuentas y parte del dinero que destinarías para el préstamo a tu amigo es esencial para sufragar algunas de tus cuentas o hacer la inversión que desde hace tanto habías esperado, lo mejor será ayudarlo de otra forma.

2. Cuando eres el intermediario

Por querer hacer bien a otro, terminas involucrándote en un problema de dinero donde tú no tienes ningún beneficio. Convertirte en el aval de una persona endeudada no es una buena forma de colaborarle, porque podrías terminar en la lista negra de ese prestamista y, hasta, sería probable que te convirtieras en su fiador, sin haberte dado cuenta.

3. Cuando no te gusta cobrar

El dinero que sale de tu cuenta, bolsillo, billetera, es un dinero que te has ganado con mucho esfuerzo y sacrificio. Si eso no lo tomas en cuenta al momento de prestarle eso alguien y hacerle su respectivo cobro, cada vez que prestes deberás asumir ese dinero como perdido.

Por lo tanto, hacerle frente a la situación debe ser tu prioridad, pues para esa persona tú fuiste alguien que le tendió la mano cuando más lo necesitó.

4. Cuando conoces el record de incumplimientos de quien te pide dinero

Si sabes que esa persona que te pide dinero prestado es, aunque muy buena persona, muy irresponsable, no te ciegues prestando dinero. Generalmente, la gente así nunca cambia.
Toma en cuenta estos consejos para que puedas evitar problemas cuando decidas prestar dinero a alguien, sobre todo, cuando hay familia de por medio.

Fuente: finanzas.excite.es

Recomendado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *