Salud

Por qué da fiebre y qué hacer en esos casos

Por

en

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Foto cortesía de: www.pixabay.com

La fiebre es la elevación de la temperatura corporal, la cual generalmente está en 37°, pero cuando se presenta alguna infección el organismo reacciona haciendo que la temperatura se eleve. Es un aviso del cuerpo al momento en el que este busca protegerse de los virus o bacterias que lo quieren atacar.

Cuando se eleva la temperatura corporal los gérmenes pueden debilitarse, al tiempo que el cuerpo quema toxinas por la alta temperatura y estimula al sistema inmune porque es el método que utiliza el organismo para curarse a sí mismo. Pero cuando la temperatura se eleva a niveles en los que el cuerpo no pueda resistir, sobre los 39° hay que intervenir.

Es importante mantener el cuerpo hidratado, ya que al tener fiebre puede llegar un momento en el que el cuerpo comienza a sudar. Se deben ingerir unas 8 onzas de agua cada dos horas.

Regula la temperatura de la habitación donde estés; lo ideal es entre 23° y 25°, ya que si la temperatura está muy alta puede hacer que la fiebre sea mayor y si está muy fría puede causar incomodidad y no te permitirá que la fiebre actué para expulsar las toxinas.

No te esfuerces y trata de descansar para que el cuerpo pueda recuperarse con mayor rapidez y se fortalezca el sistema inmunitario.

Para bajar la fiebre también puedes aplicarte un paño húmero sobre la frente, en la nuca, debajo de los brazos y detrás de las rodillas. Esto ayudará a extraer el calor del cuerpo. No utilices alcohol isopropílico porque puede que enfríe tu piel, pero no hará que la temperatura baje, por el contrario, puede causar escalofríos.

Igualmente, puedes tomar una ducha, pero que el agua no esté caliente ni muy fría, ya que la idea es que baje la temperatura de manera gradual. Luego viste ropa que sea de telas frescas como el algodón para que sea más fácil la transpiración.

Se debe monitorear la fiebre y evitar que esta suba más de 40° ya que podría ocasionar convulsiones y daños en el cerebro. Cualquier de estos remedios puede ir acompañado de la ingesta de algún antipirético que ayudará a bajar más rápidamente la temperatura en caso de que esta se eleve drásticamente.

Si la temperatura sigue subiendo pese a la aplicación de estos remedios consulta a tu médico de inmediato para que te indique qué hacer, ya que lo primordial es conseguir que baje para que no cause daños. La fiebre no es mala, pero debe estar controlada.

Fuentes: bebe.about.comwikihow.comvidayestilo.excite.es

Recomendado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *