Relaciones

Cómo decirle a mi jefe que estoy embarazada

Por

en

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Es bien sabido por mucha gente que a los jefes no les gusta que sus empleadas se embaracen, ya que no les convienen, por eso es algo que no está muy bien visto en las empresas. Existen muchos casos de mujeres que han perdido su trabajo apenas quedan embarazadas o después de dar a luz. Sin embargo, esto es algo que no se puede ocultar, es por ello que si te encuentras en esta situación aquí te damos algunos consejos para comentarle a tu jefe tu nuevo físico y así puedes disfrutar de las medidas de protección que te amparan.

Apenas te enteres de la gran noticia, trata de buscar lo más pronto posible, el momento adecuado para comentarle a tu jefe que estás esperando un bebé. Mientras más rápido se lo digas podrán ponerse de acuerdo para que el trabajo no se vea afectado cuando comience los controles médicos.

Puedes hacerlo cuando este solo en su oficina, en una comida por trabajo o si deseas que toda la oficina sepa la gran noticia a la vez, entonces hazlo cuando se esté en plena reunión, ya que este tipo de sorpresas siempre alegran a la gente.

Ten presente que cuando se está embaraza podrás gozar de diversos beneficios laborales, por ejemplo, si tu puesto es de alto riesgo no estarás obligada a hacer horas extras, en ese caso, tu superior deberá pasarte a un lugar donde te sientas cómoda durante el tiempo de gestación.                                                     .

Existen empresas que se preocupan mucho cuando sus empleadas están en la dulce espera, por ello tratan de que realicen actividades sin tanto esfuerzo físico, hay hasta quienes contemplan en reducir su jornada laboral. La idea es que hables tranquilamente con tu jefe todas estas opciones, pues todo dependerás de cuánto tengas de embarazo.

En el momento de decir la noticia, trata de ser lo más sincera que puedas y lo más relajada posible, pues, aunque no lo creas os jefes toman en cuenta esa actitud. Pero en dado caso que tu jefe no entienda este tipo de situaciones, con solo recordarle que su madre también estuvo embarazada, verás cómo cambia de opinión rápidamente.

Finalmente, cuando ya hayas dado la noticia a todos en la oficina, entrega un cronograma planificado, en el que muestres tu fecha aproximada de parto, los días que posiblemente visitarás al médico para tus controles, tu fecha de retiro, así como la de reintegro. Si hacer todo esto de manera ordenada tu jefe se sentirá agradecido al igual que tus compañeros de trabajo.

Fuente: uncomo.com

Recomendado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *