Finanzas

¿Piensas tener un bebé? 6 Gastos que debes tener en cuenta

Por

en

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Tener un bebé es la experiencia más hermosa que pueden disfrutar sus padres, pero igualmente debe decirse que esa experiencia es costosa. Si tú y tu pareja están pensando tener un nuevo integrante en su familia, es preciso analizar de cuánto dinero disponen para gastar, y planificar cómo funcionará la economía familiar.

Para esto, es necesario primero establecer cuanto es la cantidad de dinero neta que queda en el hogar luego de deducir todos los gastos. Quizás descubras que tienes que reducir los gastos para ahorrar un poco de dinero mensual.

Tienes que presupuestar los gastos que vas a tener durante la gestación del bebé, en el parto, y después del nacimiento. Algunos de los gastos obligatorios con la llegada de un nuevo hijo son los siguientes:

1. Gastos logísticos

Esto es, de mobiliario. Incluyen artículos como la cuna, el coche, la silla para el carro, cambiador, algunos juguetes, etc.

2. Gastos de higiene y cuidado

Como pañales, champo, toallitas húmedas, crema para la irritación, entre otros.

3. Gastos de alimentación

Aunque los primeros meses solo necesite la leche materna, con el tiempo se irán incluyendo otros alimentos. Es por eso que en el presupuesto deben incluirse la leche maternizada, cereales, papillas de frutas y verduras, jugos, etc.

4. Gastos en ropa y calzado

Por cuanto los bebés crecen muy rápido y deberás renovarle su vestimenta en poco tiempo.

5. Gastos en salud

Dependiendo de las vacunas y las medicinas que vaya necesitando. Cabe destacar que el sector público de la salud reducirá enormemente este tipo de gastos.

6. Gastos en educación

Si no tienes la suerte de tener algún familiar que pueda cuidar del niño luego del tiempo en el que la madre disfruta de baja por maternidad, en el caso de que ella trabaje, deberá entonces entrar en una guardería.

Existen muchas maneras para reducir algunos de estos gastos en el presupuesto y de este modo ahorrar más dinero, que de seguro les hará falta. Por ejemplo, intentar amamantar al bebé el mayor tiempo posible, esto ahorrará gastos en leche de fórmula. De cualquier modo, si debes darle leche de fórmula, escoge la presentación que viene en polvo, ya que es más económica que la que viene preparada.

En el caso de los pañales, puedes comprar pañales de tela, o los ecológicos; el punto es que sean lavables, y puedas obtener suficiente cantidad para no vivir preocupándote por ellos.

En cuanto al equipamiento para la logística del bebé, puedes pedir cosas prestadas de tus familiares más cercanos. La ropa de tus hijos anteriores que no hayan usado mucho, también podría servir para el bebé.

Por último, podrías ahorrarte la guardería o la contratación de una niñera, si tuvieras algún familiar que te ayudará con dichas tareas, quizá por un precio módico.

Fuente: bebesencamino.com, nacersano.marchofdimes.orginfo.bbva.com

Recomendado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *