Reseñas

Vence a la ansiedad de una vez y para siempre

en

Imagen cortesía de pixabay.com

Me gustaría contarte mi historia. Hace diez años, aproximadamente, tuve dos pérdidas muy grandes en mi familia. Primero murió mi papá, quien era mi vida, mi mejor amigo, mi gran apoyo y una de las personas más queridas por mí; luego, al paso de dos años, mi hermano perdió la vida en un accidente automovilístico.

A partir de eso, mi vida más nunca pudo ser igual. Yo los extrañaba cada día de mi vida y mi cabeza no paraba de pensar e imaginar cómo hubiese sido mi mundo con ellos aún conmigo. Esta situación, indudablemente, trajo como consecuencia mis terribles problemas de ansiedad. Yo no lograba conciliar el sueño; durante las noches me entraban ataques muy fuertes de ansiedad y en las mañanas no tenía dominio de mí para arrancar mi día.

Sinceramente, no tenía mente para nada. Perdí mi empleo que durante 15 años conservé, con esfuerzo y dedicación, pero es que mi vida estaba terriblemente marcada por las pérdidas de las personas que más quería en la vida.

Un día, decidí que debía buscar ayuda. Probé con muchos terapeutas, hipnosis y todo tipo de alternativa, que me permitieran salir del hueco en el que había decidido quedarme por muchos años, pero, por desgracia, nada pudo hacerme sentir mejor. Sin embargo, el primer terapeuta al que recurrí me indicó que sufría de ansiedad y un estado severo de depresión a causa de la mala canalización de mis emociones.

175331837616990-wd3pxh05yjss0tzkjqa4_height640

Al tener ese diagnóstico, comencé a buscar nuevas alternativas que me hicieran sentir bien y fue en ese momento que conocí Vivir sin ansiedad, del especialista Erick Gutiérrez, un método excelente con el cual pude salir para adelante, sanar mis heridas y aprender a vivir en santa paz.

En este programa, pude ser consciente de las características que como persona afectada por la ansiedad debía conocer. Por bastante tiempo pensé que se trataba de algo de mi personalidad que sencillamente afloró por el hecho de mis profundas tristezas y el estrés que ellas me generaban, no obstante, comprendí que mi conducta no era más que una consecuencia de mi problema de salud mental y que tenía solución.

Realmente, en pocos días de haber comenzado el método de Vivir sin ansiedad, fui siendo testigo de cómo mi vida tomaba otra perspectiva. Mis ataques de ansiedad fueron disminuyendo; comencé a ser más analítica sobre lo que me pasaba y aprendí a controlar mis desbordes de ansiedad que me hacían mucho daño.

En este momento de mi vida puedo decir que soy una persona totalmente curada, gracias a Vivir sin ansiedad. Poco a poco comencé a centrarme en mis proyectos de vida, esos que dejé de lado por enfocarme en lo negativo del pasado. Hoy me siento con mucha paz y tengo la certeza de que soy alguien totalmente nuevo.

Si también deseas eliminar la ansiedad de tu vida, Haz Click Aquí

 

Recomendado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *